El poker es un juego que tiene bastante repercusión en España a día de hoy. No solo los buenos números de las plataformas en línea hablan de ello, sino que la dimensión es tal, que resulta extraño no encontrar algún nombre hispano a la hora de disputar torneos de poker online. Año a año son más los jugadores de poker que no pueden resistirse a la emoción y la pasión de este juego de naipes y en los principales circuitos de poker en vivo también deja huella la sangre peninsular. La disciplina ha llegado para quedarse y la profesionalización del sector ayuda también a que resulte aún más atractiva.

Muchos son los eventos de poker que España organiza cada año. En ese sentido la conexión del poker con Barcelona es fundamental para poder entenderlo, pues se podría denominar como la capital hispana de este juego. Y no importa si hablamos de Texas Holdem o de más variantes de poker, todas ellas son practicadas y conocidas por los jugadores más destacados. Es precisamente de ellos de los que hay que hablar. De los máximos exponentes de las cartas en el país. Auténticos maestros, algunos con una gran trayectoria y otros con un gran devenir.

Y es que también por ahí España destaca, por la gran cantidad de jóvenes talentos que posteriormente llegarán a la élite para triunfar y para competir en los mejores torneos del mundo contra los mejores jugadores de poker del planeta. Puesto que todavía cuesta ver al poker como un deporte mental del que poder vivir, todavía la mejor hornada de jugadores españoles no ha llegado a la plena madurez en la que contar con un recorrido de galería, como pueda ocurrir con otros jugadores estadounidenses por ejemplo. Pero viendo la calidad que hay en las mesas, pronto podremos decirlo.

Eso sí, los nombres que vamos a ver a continuación resuenan ya por todo el mundo y no hay ningún tipo de duda sobre ello.

Adrián Mateos

Adrián Mateos podría denominarse como la cabeza más visible de lo que es un jugador de poker de éxito en España. Con 27 años es el español que más dinero ha conseguido jamás en la historia del poker, con más de 21 millones en beneficios. Se crio en su afición desde pequeño y con tan solo 19 años ganó el evento principal de las WSOP Europa, lo que le catapultó al éxito. Dos brazaletes más han sido suyos en sendos viajes a Las Vegas. Si alguien puede pensar en un ejemplo a seguir para dedicarse en cuerpo y alma al poker, ese es el madrileño.

Raúl Mestre

Todo un maestro valenciano del poker. Así se podría definir a Raúl Mestre, seguramente la mejor representación del concepto de coach de poker en España. Ha escrito varios libros que son auténticas obras de arte que todo jugador debería leer si quiere mejorar su juego, se ha hecho con más de 1 millón de dólares de ganancias y a sus 37 años pertenece a esa vieja escuela que abrió el camino a todos los demás. Lo hizo con una victoria histórica en el campeonato del mundo de la IPF en 2011, donde por primera vez el poker despertó un gran interés en la opinión pública.

Sergio Aido

Toda nación que destaque en poker tiene que tener su cazafortunas particular. Ese trotamundos al que no le importa tanto ganar, sino que cuando lo haga sea en un torneo que valga la pena. Y así es el asturiano Sergio Aido para España. Un silencioso coleccionista que después de Mateos es el segundo jugador que más ganancias ha logrado con casi 12 millones y medio de dólares en recompensas. Un campeón que con mucho esfuerzo tuvo su punto culmen en un High Roller en Montecarlo, donde en el cara a cara final se las vio con el también español Juan Pardo. Una final para el recuerdo.

Ana Márquez

La mujer que más arriba aparece en el ranking de jugadores con más ganancias en el poker español es Ana Márquez y no es por casualidad. La malagueña se acerca a los dos millones de ganancias en una carrera excelente a sus 38 años. Comenzó jugando al poker online, ganando torneos y consiguiendo fondos para continuar en el juego, y finalmente se pasó a las mesas en vivo donde demostró también su tremenda preparación. En Hollywood llegó una de sus mejores victorias, alzándose con el trofeo tras superar a más de 600 jugadores.

Carlos Mortensen

Y no hay jugador que haya jugado más agresivo en las mesas de poker y que haya pasado tan desapercibido como Carlos Mortensen. Eso es porque el ecuatoriano nacionalizado español ha tenido la mala fortuna de conseguir sus éxitos cuando el poker apenas tenía visibilidad. Pero para los que conocen de la historia de este juego es un hombre fundamental en España. Es el primero que ganó un evento principal de las WSOP en 2001 y el tercero que más se ha embolsado con más de 12 millones de euros en ganancias. Espectacular carrera a sus 49 años.

Compartir.

Comments are closed.