Para poder llegar a ser un jugador de poker profesional que coseche muchos éxitos en las mesas, no importa si eres más de poker en vivo o de poker online. Es importante impregnarse de todos los conceptos posibles sobre este juego de poker. Todos ellos pueden ser adaptados a la estrategia de cada jugador después de haber sido abordados y analizados con detalle, y esa es la mejor manera de ir perfilando un modo de juego que te haga sentir cómodo. Dominar el denominado como “GAP” va a ser una variable más dentro de todo lo que puedes aprender con el poker.

El GAP tiene una historia curiosa y es que este término fue acuñado por David Sklansky. Para los que no conozcan a este veterano jugador, es una de las voces más autorizadas para hablar de poker y de juegos de azar, puesto que ha contribuido con sus libros a la especialización de esta clase de disciplinas. En su libro “Tournament Poker for Advanced Players”, utilizó el GAP para definir a una especie de hueco o brecha que existe entre las manos que son tan fuertes como para poder subir con ellas y las manos que necesitan ser todavía más potentes para poder igualar una subida previa de otro jugador.

Esto es porque en la estrategia preflop, aquel jugador que decide realizar una gran subida suele ser bastante temido, al entender el resto de oponentes que lleva una baza muy fuerte. Es por eso que esa brecha diferencial entre estos dos tipos de manos fue llamada GAP por Sklansky.

Sin embargo, el mundillo del poker ha reutilizado el concepto en otra dirección. Ahora las manos GAP son aquellas en las que existe un hueco entre cartas. Es decir, serían manos GAP 9 y 7, 8 y 6, o Q y 10. Incluso se amplía a manos two-gapper aquellas con dos huecos de diferencia (por ejemplo A y J), y manos three-gapper a las que poseen tres huecos de diferencia (por ejemplo A y 10).

GAP significa hueco en inglés, de ahí que la traducción se haya hecho de forma literal. Hay que tener en cuenta que las cartas con cuatro huecos de diferencia entre ellas o más ya no se consideran como cartas conectadas. Entre otras cosas porque con ellas ya no se aspira a proyectos de escalera, que es lo más interesante de ligar en la formación de manos que contengan huecos. Si nuestros dos naipes son del mismo palo también sería posible aspirar a un proyecto de color.

Como vemos, todo un arsenal de posibilidades que tiene su propia estrategia.

Lo primero que debemos saber es que no se recomienda a jugadores amateur que diseñen una estrategia con jugadas GAP. Estas suelen ser bastante traicioneras y necesitas de una buena experiencia para saber manejarte con ellas, algo que los recién llegados al poker no van a tener. Lo puedes adquirir con el tiempo y la práctica, pero expondrás tus fichas y tu dinero con demasiada ligereza. Lo mejor es que optes por uno de los juegos para principiantes, que mejores en lo básico y más tarde abordes este tipo de cuestiones. El Texas Holdem te acabará dando el poder suficiente como jugador para hacerlo.

Y otro de los aspectos más importantes es entender que cuantos más huecos tengan nuestras cartas entre sí, más complicado será acabar ligando un proyecto interesante. Con cartas que solo tienen un hueco, hay más probabilidades de conseguir las nuts de la mesa y por tanto ser un jugador imparable en según qué momentos. Si nos vamos a jugadas two-gapper o three-gapper, hablamos de tentar mucho a la fortuna y de tener que confiar todo al river. Además de que con esta clase de bazas necesitarás varias cartas comunitarias consecutivas que no solo te ayudan a ti, también pueden ayudar a los rivales a ligar un mejor proyecto de escalera que el tuyo.

Aunque siempre hay que tener en cuenta que hay ocasiones en las que puedes no llegar a ligar la mano que deseabas, pero aun así puedes tener la suficiente fuerza en la mesa como para obligar a foldear a tus competidores. Tirando del farol o de un proyecto incompleto que sea potente puedes llegar a proyectar una imagen que sea indescifrable para los oponentes o que les obligue a retirarse por miedo a perder sus fichas. Aun así, las manos GAP son recomendables cuando los stacks de los jugadores de la mesa son amplios. Es la mejor opción de base.

En Texas Holdem este tipo de manos es muy adaptable en líneas generales, por lo que es especialmente interesante explotarlas para poder hacerse con un buen bote. Eso sí, en todo momento debes ser consciente de lo que haces y que el patrón que vas a seguir a lo largo del juego tenga sentido. Si no, mejor tirar las cartas y esperar a que aparezca otra jugada que sea más clara.

Puedes empezar a aplicar todos los conocimientos adquiridos sobre el GAP en nuestros cash games o en cualquiera de nuestra gran variedad de torneos online.

Compartir.

Comments are closed.