En nuestro repaso por el mundo del poker hemos visto la gran cantidad de cosas y datos interesantes que se pueden extraer de este juego. La cantidad de expresiones curiosas de poker que existen es inimaginable, sobre todo porque los naipes son universales y se trasladan por todo el mundo. Eso hace que cada civilización le de su propio sentido al poker y que lo practique en base a sus creencias. Creencias que posteriormente pueden expandirse a otros países y que acaban haciendo todavía más rico el mundillo que rodea a este juego. Incluso creando algunas barajas especiales que rompen con el esquema de poker habitual.

No es un repaso de las manos oficiales de poker lo que queremos hacer porque eso ya puedes consultarlo cuando quieras en nuestro portal web, pero sí que vamos a destacar algunas que han trascendido en el tiempo con nombres destacables. Todas ellas con una intrahistoria detrás, en ocasiones divertida, en otras algo más oscura y en otras con el objetivo de rememorar algún hecho histórico. Incluso las hay que se fijan en la fisonomía de los números para ponerles un apodo. En Estados Unidos de hecho es muy común esto último. Y todos los jugadores aprenden pronto el argot.

La mano del muerto

Aunque todavía no habían llegado los juegos Texas Holdem que tan populares son ahora, el Viejo Oeste era un imán de jugadores para disciplinas como el poker. De hecho, cuando se jugaba a este juego se tenía por costumbre mantener la espalda pegada a la pared para evitar espías y también para salvaguardarse de posibles ataques. Pero en 1876 James Butler Hickock se confió y acabó pagándolo con la muerte.

Wild Bill, como era conocido, fue atacado por la espalda con un arma y cayó al suelo con las cartas en la mano que tenía en su poder para la partida. Eran dos ases y dos ochos, y por ello cuando aparece una combinación entre ambas cartas se denomina como “la mano del muerto”. Realmente son tréboles y picas, por ser los palos de color negro, los que más se vinculan a esta historia tan oscura. Sin embargo, en la cultura popular, cuando aparece aunque sea una pareja de as y ocho ya se le nombra de esta manera.

La mano del matemático

En el poker hacer cábalas, cuentas y pronósticos es obligatorio para poder ejecutar bien una estrategia de juego bien medida. Cada baza tiene unas posibilidades concretas de llegar a hacerte tener una mano poderosa o una mano débil, aunque ya sabemos que eso depende en parte del azar y de las cartas que se muestren en el centro del tapete. La llamada como “mano del matemático” es una de esas jugadas que nadie quiere tener en su mano por su complejidad.

Es una mano compuesta por un 7 y un 4. Está entendido en el mundillo del poker como que son dos cartas muy complicadas de ligar y que prácticamente no pueden traerte nada bueno cuando aparecen juntas. Son cartas bajas y en las que necesitarás muy buenas calles para poder hacerte con un buen bote de fichas. Si te tocan casi mejor foldear.

Ojos de serpiente

Otra jugada que ha trascendido en el tiempo como de mala suerte es en la que se obtienen dos unos. A estos se les denomina “ojos de serpiente”. Realmente este término es heredado de los dados. En cualquier casino obtener dos unos en el dado recuerda a dos ojos y es símbolo de mala fortuna. Por eso se vincula con un reptil como la serpiente, que nada bueno puede traer tampoco.

Realmente en el poker obtener dos unos sería conseguir dos ases, y esa es la mejor jugada posible de mano por lo que no habría que temerle. Sin embargo, hay algunas variantes en las que se utilizan los dados y en ellas es en las que más repercusión tiene este término.

Texas Dolly

Como si de un gran personaje de nuestras series online se tratase, Doyle Brunson es una de las figuras más destacadas del mundo del poker. No solo por llevar jugando a esta disciplina desde hace más de 50 años, sino por todos los campeonatos y dinero que ha ganado con los naipes, y que le han hecho entrar en el Salón de la Fama. El estadounidense tiene una mano con su nombre y es en la que aparece un 10 y un 2.

Se le llama “Texas Dolly” a la mano y la denominación proviene de que gracias a la combinación de esos dos naipes en momentos clave, logró adjudicarse dos brazaletes de las World Series of Poker, de los 10 en total que posee. Pero con esa baza parece tener un idilio especial y por eso se le ha llamado así. Una leyenda como la suya desde luego que lo merece.

Janana

De manera estadística, la baza con una J y un 9 suele ser considerada como regular pero tirando a mala. Sin embargo, suele ser una de las manos más subestimadas, pues en realidad hay formas de ligar una buena mano que te de posibilidades. De hecho, en Croacia es una de las bazas más veneradas en poker por ser símbolo de buena suerte.

Allí la denominan “Janana”, palabra que no tiene un significado concreto en el idioma croata, pero que indica que el jugador puede tener suerte con ella.

Compartir.

Comments are closed.