Si estás muy familiarizado con los conceptos que atañen al poker, seguro que has oído hablar alguna vez del rakeback. Pero si no es así, no importa porque vas a poder dar buena cuenta de ello en el futuro. Lo primero que debemos saber es que toda sala de poker cobra una pequeña comisión al jugador por participar en sus torneos y mesas. Es algo necesario, puesto que ese dinero es utilizado para ofrecer mejores promociones y volver a invertirlo en los propios usuarios. A la larga, este sistema acaba beneficiando incluso a los clientes, aunque a priori se les retire parte de sus ganancias.

A esa comisión se le denomina rake y normalmente se aplica a las manos previas al flop, es decir, en el pre-flop. Este cobro se descuenta del bote final y hay diferentes fórmulas de aplicarlo. En los inicios del poker online era común aplicarlo a todos los jugadores por igual, hubieran participado o no en la mano. Esto beneficiaba claramente a jugadores más conservadores y que se concentraran en jugar tan solo sus bazas fuertes. Los jugadores que se arriesgaban más y entraban en una guerra de apuestas no veían recompensados estos esfuerzos de añadir más emoción al juego, y el mundo del poker se dio cuenta de ello.

Por eso, el sistema actual de comisión se basa en repartirlo solo entre los jugadores que participen en la consecución de un bote y en proporción al dinero que aportan al mismo. No puede ser que un jugador que aporta una décima parte del bote y otro que aporta casi la mitad tengan la misma penalización. En partypoker pensamos del mismo modo y por ello, no solo hemos optado por esta opción, sino que además hemos elevado el nivel en lo que a rakeback se refiere. Como podemos imaginar ya, el rakeback es esa cantidad que devolvemos al jugador como compensación por esa retención previa.

En las salas de partypoker, el rakeback es especialmente beneficioso para los usuarios. De hecho, es uno de los más destacados de toda la industria del poker online. Los jugadores pueden llegar a percibir hasta un 25% de Cashback cada semana, una cantidad que cada lunes se entrega en las cuentas de usuario. Sin embargo, si también nos llegamos a adherir al club VIP, la cifra de devolución puede ser aun mas importante.

A través del denominado Diamond Club Elite, el programa VIP destinado a recompensar a los jugadores más fieles y leales fue creado. Se considera jugadores de este tipo los que llegan a acumular hasta 200.000€ de rake en el periodo de 12 meses, o lo que es lo mismo, en todo un año. Van acumulando esta cantidad a través de la participación en torneos de poker convencionales y de otro tipo como SNG SPINS, torneos MTT, SNG, cash games y fastpoker. Solo los usuarios más comprometidos son los que pueden llegar a alcanzar esta cifra. No es sencillo llegar a ella. Como VIP, tendrás disponibles todas las líneas de soporte y atención al cliente de la sala las 24 horas del día, durante los 7 días de la semana.

Este movimiento ha destacado a partypoker sobre los demás, en esta materia, desde 2019. Otras salas de poker llevaron a cabo antes su programa de fidelización, algunas de ellas con muy buen funcionamiento y poniendo a sus jugadores en posiciones ventajosas. Sin embargo, estos planes acabaron siendo un engaño y dejando a los jugadores más habituales sin compensación suficiente por todas sus horas de juego.

Los jugadores más habituales son los que más agradecen esto, pero los usuarios que juegan de vez en cuando tampoco se quedan atrás. Por cada bote en el que se participe se acumulan puntos de cara a ese rakeback y por ellos ya se recibe un pago, por pequeño que sea. Cuantos más puntos se acumulen, mayor será la devolución.

Compartir.

Comments are closed.