El poker es uno de esos juegos que dan para mucho. Hay disciplinas en las que las manos, los turnos y las partidas pasan demasiado rápido como para que el jugador tenga tiempo de reflexionar y pensar en ellas. Simplemente te concentras en jugar la partida y en cuanto finaliza ya tienes la mente puesta en la siguiente. En este sentido, el poker es diferente. Cada jugada es analizada antes y después en la mente de cada jugador, aunque este proceso tampoco pueda llevarte demasiado tiempo. Si no sabes pasar página, puedes entrar en una racha muy mala.

Esto es algo que podemos comprobar en el poker online en partypoker, sin ir mucho más lejos. Al final de cada partida, puedes revisar la anterior el tiempo que quieras. Es un sistema que funciona muy bien y que ha sido aplaudido por los jugadores. Seguro que más de uno lo echa en falta en los torneos en vivo. El caso es que estamos ante una práctica que ocupa un buen espacio de tiempo y eso siempre es sinónimo de curiosidades. Porque el número de personajes que puedes llegar a encontrarte en una mesa es incontable.

Algunos de ellos no solo están atentos al juego, sino que les gusta hacer comentarios con el resto de jugadores. De ahí que algunos de ellos hayan dejado comentarios y frases míticas que quedarán para el recuerdo de la historia del poker. Algunas tomarán esta categoría por la frase en sí, otras por la importancia del torneo o de la situación en la que se encontraba el jugador, y otras simplemente serán recordadas por la agudeza y el ingenio de quienes las pronunciaron. Algo que tienen de ventaja los torneos en vivo con respecto a los torneos online. A veces no se puede tener todo.

Personajes históricos

Como hemos dicho, las frases no siempre trascienden por las palabras que se pronuncian, sino por quienes las pronuncian. Le ocurre esto a uno de los jugadores más importantes de la historia del poker y apadrinado de la variante Texas Holdem, Amarillo Slim. El texano ha dejado perlas en su carrera que han servido de enseñanza a muchos jugadores, sobre todo para saber situarles en una mesa de poker. “Mira alrededor de tu mesa, sino sabes quién es el primo, entonces el primo eres tú”, es una de las más célebres.

No se queda atrás: “Nunca voy a buscar un tonto. Busco un campeón y le hago un imbécil”. Frases que sin duda dejan mucho de entrever de su peculiar forma de ser. La misma que posee Phil Hellmuth, otro ganador veterano que ha dejado momentos para el recuerdo en este juego. Y que también ha permitido entrever su ego muchas veces: “Si la suerte no influyera en el poker, yo siempre ganaría”. Como se diría popularmente, no le hace falta abuela.

Y más veterano aún fue Jack Ury, uno de los jugadores más longevos en jugar torneos en vivo y que en un Main Event del año 2009 le dijo a su rival al ver sus cartas: “Tienes un problema”. Ambos jugaban con un full house, pero el de Ury era superior. Un gran momento cómico.

Jugadas memorables

En la sección de jugadas para el recuerdo tenemos a Barry Greenstein en un torneo de límite alto en 2009. Tras ganar con doble pareja en una mano en la que tenía menos probabilidades que su rival, a priori, dijo: “Las matemáticas son idiotas”. Él sintió que tenía que pagar y le salió redondo.

Pagar también pagó Kevin McBride en 1998 a Scotty Nguyen en la que sería la última jugada de un importante torneo. Nguyen, que ya se sentía ganador, le dijo al contrario: “Paga, todo ha terminado chaval”. Una de las más conocidas de la historia del poker.

Y tampoco se queda atrás la que pronunció Daniel Negreanu, después de observar cómo en un Main Event, un adversario le subió la apuesta de forma desmedida tras el flop. Su adversario le dijo que eso sí que era jugar al poker, pero el canadiense le respondió con firmeza: “No, esto no es poker”. Bastante incrédulo y sorprendido ante tal movimiento.

Sin pelos en la lengua

En esta sección no podía faltarnos Mike Sexton. Con su reciente homenaje todavía en el ambiente, qué mejor que recordar una de sus frases destacadas y que esconden una verdad tan cruda como real: “Un día eres un tonto, al día siguiente un campeón del mundo. ¡Qué diferencia hace un día en un torneo de poker!”.

Otro que no se cortaba era el danés Gus Hansen, que batalló en un torneo en vivo con un full de reyes y damas, mientras que su adversario lo tenía de reyes y nueves. Salvó una bala importante y al ver como el resto de la mesa se puso a comentar la jugada, no se calló: “Me encanta ver a los pros debatiendo sobre foldear un full house de reyes en el river”. Quizá si hubiera perdido, no hubiera tenido ganas de ser tan irónico.

Y menos irónico y muy transparente resulta ser Tony G, uno de esos jugadores incómodos en las mesas por sus largos comentarios, de los que rompen cualquier tipo de calma y concentración. En 2006, se picó con el soviético Ralph Perry y después de eliminarle y decirle casi de todo, afirmó: “Que me traigan más rusos”. Un hombre que se crece en estas situaciones, pero que también es genio y figura del poker mundial.

Compartir.

Comments are closed.