El poker es un juego que ha alcanzado tal dimensión hoy en día que ya no solo esconde grandes historias detrás de los jugadores, sino que el personal que se encuentra a su alrededor también tiene mucho que contar. El cine es un buen lugar en el que plasmar esas historias y esto es algo que ha venido ocurriendo con bastante frecuencia en la última década. Peliculas sobre carreras exitosas, sobre torneos en vivo, sobre torneos online y hasta películas autobiográficas se han publicado en la gran pantalla. Pero como la de Molly’s Game es complicado encontrar.

La grabación está basada en hechos reales y corresponde a un intento desesperado de Molly Bloom para que se conozca su historia. Aunque hay más películas de poker que valen la pena y que se situarían por delante en una clasificación, perfectamente es una pelicula entretenida y que refleja el drama de un personaje que existió a principios de siglo y que no tuvo un buen final. Una película con amantes y enemigos también.

Pero lo más interesante es que el poker cambió por completo el destino de Bloom, la llamada como “princesa del poker”. De deportista profesional, pasó a centrarse en su carrera universitaria en Hollywood, donde tuvo que mediar entre secretaria de día y de noche camarera para compensar gastos. Así hasta que su jefe le invitó a organizar una partida para jugar al poker con famosos que cambió su vida por completo.

En la trastienda de un pub, Molly se encargaba de invitar a reconocidos actores, boxeadores, músicos y empresarios a jugar partidas. Partidas de Texas Holdem en una mesa con entradas de unos 10.000 dólares y en las que se solía mover bastante dinero. La protagonista decidió llegado el día organizar su propia partida sin tener que depender de nadie y la rodeó de lujos. La voz de aquellas partidas privadas corrió como la pólvora y muchos nuevos famosos quisieron unirse poco a poco.

Realmente Molly no hacía nada distinto a los que se hacía hace años en los bares y cantinas de todo el mundo. Pero cuando se pone mucho dinero sobre la mesa,conlleva ciertos riesgos. Cuando Molly pensó que su vida podía asemejarse a la de los famosos, su actividad cayó en picado.

La película muestra muchos conceptos de poker, tales como jugadas, términos concretos sobre movimientos y estados de jugadores. Y sobre todo inciden en el concepto de “peces”. Aquellos jugadores inexpertos, que en ocasiones se muestran como jugadores descontrolados, y que son una presa más o menos sencilla para jugadores expertos y que sean auténticos devoradores de stacks. Las fichas van y vienen a lo largo de la grabación, como muestra de la gran cantidad de dinero que se movía en las partidas organizadas por Molly.

Y es en su personaje en el que se basa realmente la película, en el retrato de por qué una simple deportista que no había conseguido su sueño, había llegado a interesarse en el poker y en las partidas privadas entre ricos y famosos. Realmente Jessica Chastain consigue dar una explicación matemática y estadística de la fórmula para llegar a ganar dinero en esta clase de partidas

Al mismo tiempo, y de forma paralela a todo lo relacionado estrictamente con el poker, se muestra el trasfondo de la relación de la protagonista principal con su padre y por qué todo se encuentra en consonancia con la infancia que tuvo con su progenitor. Por lo que además de acción también hay una carga emocional que la grabación trata con mucha delicadeza, aunque también de una forma bastante previsible. Con Molly’s Game, el jugador o la persona interesada en el poker recibirá pequeñas porciones de argot de poker y como aficionado al cine también disfrutará de una narración a la altura.

Molly’s Game recibió nominaciones a los Premios Oscar, a los BAFTA y a los Globos de Oro en el año de su estreno, en 2017. También obtuvo reconocimientos por parte de diversos sindicatos y otras organizaciones. Para algunos, una de esas películas que ya no se hacen y de la que se saca un retrato muy real de lo que fue el personaje principal, encarnado en Jessica Chastain. Molly Bloom entra también en ese círculo cada vez más amplio de mujeres exitosas del poker que se hacen un hueco en un mundillo tradicionalmente dominado por el género masculino.

Un film recomendable que ayuda a entender también cómo funciona Hollywood de puertas hacia dentro y que atrapa por momentos al telespectador y lo introduce de lleno en la historia. Una historia de poker.

Compartir.

Comments are closed.