Incluso para el jugador que ya se haya centrado en aprender las reglas del poker, resultará curioso reconocer el concepto de las nuts en el poker y la forma de poder utilizarlas de manera estratégica en las partidas. Las nuts quieren decir que un jugador tiene la mano más alta posible sobre la mesa en un determinado momento del juego, y por tanto sus posibilidades de ganar son muy altas. Eso no significa que el juego no pueda darse la vuelta en una street inesperada que ofrezca un dramático giro de los acontecimientos, pero eso sí que dependerá de la suerte y no tanto de la habilidad del rival.

El término de las nuts tiene un curioso origen que se remonta a varios siglos atrás, en la época en la que los vaqueros americanos lo daban todo en el Viejo Oeste. Ya durante el siglo XIX y principios del siglo XX, en las fronteras de Estados Unidos se jugaba al poker. No era nada sorprendente encontrar alguna pequeña partida entre amigos en la cantina del poblado o incluso alguna timba estaba a la orden del día en las mesas de los locales de reunión. Jugar al poker era una forma de pasatiempo perfecta y también la manera de saldar deudas.

De hecho, las apuestas de los vaqueros no solo se hacían en metálico, sino que también los objetos se ponían sobre la mesa con tal de poder pasar un rato de acción con los naipes. Lo que costaba más jugarse era el elemento básico de cualquier cowboy, que no era otro que su carreta. Una carreta estaba muy bien considerada en aquel tiempo y esta llevaba en sus ruedas una tuerca, cuya traducción era la de “nut”. Sin ellas una carreta no podía echar a andar, y por eso los vaqueros las utilizaban como aval en la mesa. El aval de que no tendrían forma de huir si la mano no era de su gusto.

Por ello, si un jugador colocaba sus nuts sobre la mesa, el resto de los contrincantes podía estar seguro de que ese tipo llevaba la mejor mano de toda la mesa. Sabían a lo que se enfrentaban, aunque también podían encontrarse con un gran farol. Todo depende de la cara de poker que pudiera poner. El caso es que ese término de llevar las nuts en la mesa ha trascendido con el tiempo y se ha convertido en un término del poker más actual. Un concepto importante tanto en el poker en vivo como en los torneos en línea, y que como casi todo, se puede utilizar a favor como estrategia.

Las nuts en la estrategia

Lo primero que hay que tener en cuenta es que jugar las nuts puede ser muy sencillo en la teoría, al menos a priori. Si un jugador tiene la mejor mano posible, sus posibilidades de ganar son enormes y por tanto su objetivo será el de que los oponentes paguen. Para eso tendrá que tener calma y saber esperar el momento para desvelar sus intenciones, sino el resto de los jugadores se darán cuenta de su movimiento y foldearán de primeras. Todo esto siempre depende del tipo de jugador que tengas en la mesa, ya que siempre estará el perfil tipo que piensa siempre que lleva las nuts. A él podrás atacarle desde el inicio y sin contemplaciones, pues pagará.

La teoría más sencilla dice que realices un movimiento de distracción en el preflop o en el flop, que hagas alguna pequeña apuesta en el turn y llegues con todo al river. Con nuts en la mano lo lógico es que la baza vaya destinada a terminar all-in. Aunque para eso hay que hacer una distinción entre nuts. Por un lado, está el nut actual, que es el que marca la mejor mano posible en un momento dado en la mesa. Eso no quita que pueda darse otra mejor que la acabe superando por sorpresa. Y por otro lado está el nut absoluto, que esa sí que es la mejor mano posible, como sería el caso de un poker o una escalera real. Para ello saber clasificar manos de poker será clave.

Donde las nuts serán claramente diferenciales será en las manos en las que haya cartas comunes en mesa muy similares a todos los jugadores, con varias posibilidades de proyectos de colores o full house. En esos casos es fundamental analizar bien la situación y entender si realmente llevas las nuts o por el contrario tu mano puede estar en peligro. Incluso saber reconocer las nuts en otro jugador será esencial. De hecho, a veces a algunos jugadores les gusta fanfarronear diciendo que tienen las nuts. Comprobar si es cierto o no será el objetivo.

Y, sobre todo, lo que no podemos es pensar continuamente que el adversario tiene las nuts y que nos puede ganar en todo momento. Psicológicamente esto será una losa que nos pesará. Si el adversario juega muchas manos será más comprensible, pero si utiliza los estándares de jugar soft, no debes preocuparte en manos con cartas bajas o proyectos de escalera o color que no entran en su rango.

Compartir.

Comments are closed.