En todo campeonato de poker, sea de mayor o menor trascendencia, hay momentos que marcan el devenir de una partida. Los circuitos con las participaciones más altas de todo el mundo ponen mucho énfasis en las primeras rondas, si bien el objetivo de los jugadores no es otro que llegar vivos hasta el final. Tener la posibilidad de llevarte un buen premio en metálico motiva a cualquier fan de los naipes y eso solo llega en el último sprint. Puede ocurrir cuando ingresas a una burbuja de premios o cuando accedes a la mesa final de un torneo. Aquí hemos dado con el concepto que buscábamos.

Una mesa final reúne a los últimos jugadores que quedan en pie en un torneo. Cada uno de ellos entrará a la misma con el número de fichas con el que haya podido hacerse en las mesas anteriores y su objetivo sigue siendo el de eliminar al resto de oponentes hasta solo quedar él mismo. En eventos de mucha duración es habitual haber tenido que realizar muchos cambios de mesa en los que enfrentarse a tipos de jugadores muy distintos. Es por eso que debes intentar llegar lo más fresco posible a esta situación. Te vas a encontrar con los mejores.

Hay que decir que la mayoría de torneos más importantes y reconocidos a nivel mundial, finalizan a través de la mesa final. Es el caso de las World Series of Poker o del World Poker Tour. Es un formato interesante y atractivo de cara a la retransmisión televisiva o vía streaming para poder llegar a los telespectadores, si bien es cierto que la tensión aumenta de forma considerable con respecto a otras mesas donde no existe tanta presión. Esa quizá es una de las grandes características, junto a los retrasos que pueda ocasionar el jugar un formato apto para su visionado.

Otra de las claves de una mesa final es que el nivel de las ciegas suele aumentar con mayor rapidez. A estas mesas llegan jugadores que han ido recaudando en su stack fichas del resto de jugadores. Por lo tanto, las cantidades de fichas son mayores y eso solo puede derivar a que las apuestas obligatorias se vayan endureciendo con rapidez. Además, en una mesa final en la que el jugador está tan cerca de la victoria es habitual que aparezca el miedo a perder y que eso disminuya el nivel de acción. El torneo intenta motivarla con estas herramientas.

¿Cómo se debe jugar entonces en una mesa final? No encontraremos un consenso único en base a la forma de jugar al poker, sea en la situación que sea. Pero con carácter general hay dos formas de comportamiento extendidas entre los participantes en una mesa final de poker: ser muy agresivo o ser muy conservador. Ambas tienen su razón de ser, pues el atacar muchos botes te puede permitir robar fichas a tus adversarios hasta que estos se vean acorralados. Mientras que mantenerte al margen de peleas absurdas y jugar solo tus mejores manos de poker, también puede ser una vía correcta para alcanzar la victoria.

La forma de afrontar una mesa final, sobre todo en la modalidad Texas Holdem por ser la más popular y extendida, dependerá del número de jugadores al que te enfrentes y el stack del que dispongas. Es evidente que no se compite de igual forma si hay ocho jugadores que si hay cinco, y esto solo depende al 100% del torneo que estes jugando y las normas que tenga. Y lo mismo ocurre si la pila de fichas que tienes en tu poder es inferior a la de la mayor parte de la mesa, o por el contrario muy superior.

En cualquier caso, uno de los mejores consejos que podemos seguir en base a cómo jugar poker en mesas finales es el de no jugar nunca fuera de posición. Aquellos que abren muchas manos con su puesto en la tabla en contra, tienen muchas posibilidades de levantarse antes de tiempo y conformarse con una bolsa de premios menor. Por esto también es importante conocer el número de contrincantes y tener un perfil más o menos marcado de cada uno.

Y es que hay jugadores que parecen verdaderos especialistas en llegar a mesas finales, ya sea en poker en vivo o poker online. Eso implica una gran capacidad de supervivencia, algo que puede llegar a diferenciar a un buen jugador de un jugador convencional. No solo estar In the money es fundamental, sino que también llegar a una mesa final garantiza unos beneficios importantes. Lo que posteriormente ocurra en ella, es otra historia.

No obstante, llegar a la mesa final de un torneo no es una tarea nada sencilla. Requiere de llevar a cabo una estrategia de poker correcta para el torneo en el que participamos y también de contar con la suerte de tu lado cuando es necesaria. Muchos jugadores tienen que pasar por muchas mesas de torneos satélite para después acceder a la tabla final de un Main Event. Tú también puedes intentarlo.

Compartir.

Comments are closed.